▷ La incidencia del magnesio en el embarazo | Magnesio Natural
ENVÍO GRATUITO EN PEDIDOS SUPERIORES A 20€

Magnesio en el embarazo, esencial para el correcto desarrollo del feto y la salud de la madre

El embarazo y la lactancia aumenta la necesidad de nutrientes. Durante el embarazo, las necesidades de ingesta de vitaminas, minerales y oligoelementos de una mujer crecen significativamente. Las vitaminas y los minerales favorecen el crecimiento materno y fetal en todas las etapas del embarazo y se requieren para apoyar funciones críticas como el crecimiento celular y la señalización celular. Mientras que algunas mujeres pueden satisfacer esta creciente demanda a través de una dieta bien planificada y rica en nutrientes, otras no. Algunas mujeres embarazadas pueden necesitar tomar suplementos de vitaminas y minerales por muchas razones. El aumento de la ingesta de vitaminas y minerales como el magnesio en el embarazo es vital para la salud de la madre y el desarrollo del bebé.

Si bien la salud es importante, durante el embarazo lo es aún más. Es necesario que la mujer se informe de manera adecuada sobre las formas de preservar un buen nivel de salud. Esto no sólo pasa por realizarse periódicamente los exámenes prenatales, los cuales son imprescindibles para monitorear la formación del bebé sino que también hay que tomar en cuenta otros factores.

El magnesio y su incidencia en el embarazo y la lactancia

Deficiencia de magnesio en el embarazo

La deficiencia de magnesio en el embarazo puede aumentar el riesgo de hipertensión crónica y parto prematuro.

Algunos estudios sugieren que la suplementación con magnesio puede reducir el riesgo de complicaciones como la restricción del crecimiento fetal y el parto prematuro.

Es importante destacar que, aunque la suplementación con ciertas vitaminas y minerales puede ayudar a llenar los vacíos nutricionales, los suplementos no pretenden reemplazar una dieta y estilo de vida saludables.

Alimentar nuestro cuerpo con alimentos ricos en nutrientes, además de hacer suficiente ejercicio y dormir y minimizar el estrés, es la mejor manera de garantizar un embarazo saludable y el correcto desarrollo del bebé.

Aunque los suplementos pueden ser necesarios y útiles en ciertas circunstancias, siempre es primordial consultar con el médico acerca de las dosis, la seguridad y los posibles riesgos y beneficios.

Alimentos ricos en magnesio

Durante la gestación, las mujeres deben prestar especial atención a su alimentación. No se trata de comer por dos sino para dos. La embarazada debe tener una dieta equilibrada que contenga por ejemplo, productos lácteos, frutas, vegetales, huevos, pescado, carne, entre otros. Se debe garantizar que, por medio del proceso de alimentación, el feto obtenga los nutrientes necesarios para su buen desarrollo.

Algunos alimentos como la avena, la soja, la espinaca y las almendras contienen magnesio, un mineral imprescindible para consumir durante la gestación, se estima que durante el embarazo, una mujer necesita 50% más de este mineral.

El magnesio debería estar presente en muchos alimentos pero, lamentablemente, en la actualidad su presencia está bastante menguada en los alimentos de consumo diario y además la capacidad de absorción intestinal varía de unas personas, por lo tanto es recomendable suplementar al margen de estos.

Conoce todos los beneficios del magnesio para disfrutar de un embarazo ideal
✅ Haz Click Aquí para leer el artículo 

¿Por qué tomar suplementos de magnesio durante el embarazo?

El magnesio es un nutriente fundamental para el buen desarrollo del feto, pero también para evitar las típicas dolencias que presentan la mayor parte de las embarazadas como son el estreñimiento, dolor lumbar, calambres, nerviosismo, insomnio, náuseas y/o vómitos. Aportando magnesio todos estos síntomas se reducen de manera considerable e incluso desaparecen en gran parte de los casos.

El magnesio y el calcio tienen una especie de sociedad ya que de forma conjunta uno relaja los músculos, en este caso el magnesio, mientras que por su parte, el calcio estimula la contracción. También mejora la respuesta inmunológica en la medida que influye en la acción de los anticuerpos.

Ciertas investigaciones han arrojado resultados que demuestran que si se mantiene un nivel adecuado de magnesio, se reducen las contracciones uterinas antes de las 35 semanas de gestación. Además, este mineral tiene la particularidad de poder intervenir en la regeneración y reparación de tejidos.

El magnesio y su incidencia durante el embarazo y la lactancia

 

No solamente lo físico se ve afectado de forma positiva sino también lo psíquico, además de aportar sensación de energía, optimismo, calma, ofrece una acción antiinflamatoria y antiinfecciosa.

Tenemos las respuestas a las dos preguntas más importantes respecto al consumo de magnesio y el período de gestación.

¿Consumir magnesio durante el embarazo genera consecuencias negativas?

En general, el magnesio previene las posibles complicaciones que podrían ocurrir pre y post parto, por lo que las madres que lo consumen disminuyen del mismo modo la posibilidad de tener preeclampsia, es decir parto prematuro, así como evita la muerte súbita del bebé y los defectos de nacimiento. En otras palabras, a través del consumo de este mineral, se contribuye a que los bebés nazcan saludables.

  • ¿Cuál es la dosis necesaria?

Normalmente, una mujer debe consumir 300 mg de magnesio. Sin embargo, en algunos casos la dosis puede ser cercana a los 400 mg diarios durante el embarazo.

El magnesio y su incidencia durante el embarazo

Cosas que se deben evitar durante el embarazo

La deficiencia de algunos nutrientes y minerales puede ser perjudiciales durante el embarazo, el consumo o el contacto con otras cosas puede ser peligroso para el bebé en desarrollo. En general, algunas de cosas a evitar durante el embarazo son

  • Edulcorantes artificiales
  • MSG, saborizantes o aditivos químicos
  • Bebidas carbonatadas
  • Aceites vegetales y grasas trans.
  • Cualquier hierba, droga o medicamento sin la aprobación de su partera o médico (o de su propia investigación)
  • Bisfenol-A (BPA) y recipientes de plástico.
  • Desodorantes o antitranspirantes con aluminio.
  • Jarabe de maíz con alta fructuosa
  • Alimentos con altos niveles de azúcar
  • Colorantes artificiales en los alimentos.
  • Productos químicos en detergentes para ropa, productos de cuidado personal y limpiadores para el hogar.

El magnesio y su incidencia durante el embarazo

Aceite de Magnesio de uso transdérmico

  • El aceite de magnesio aumenta los niveles de magnesio en la sangre hasta en un 25%
  • El aceite de magnesio en spray es el método preferido para la suplementación de muchas futuras mamás porque es fácil de usar ya que no pasa por sistema digestivo. Simplemente se puede rociar sobre su piel después de una ducha o baño y el mineral se absorbe directamente.
  • El aceite de magnesio aumenta los niveles de magnesio en la sangre, relajar los músculos y equilibra el sistema nervioso en el embarazo.

¿El aceite de magnesio es seguro en el embarazo?

El aceite de magnesio es otra opción segura durante el embarazo. Aporta los beneficios del magnesio por vía oral pero se absorbe a través de la piel y no pasa al tracto digestivo. Se puede utilizar como una loción, que se puede dejar en la piel.

Rocíe aceite mineral diariamente sobre el área afectada después de una ducha o antes de acostarse. Aplicar el Aceite de Magnesio durante un tiempo prolongado nos aporta todos los beneficios del magnesio para disfrutar de un embarazo ideal.

El mejor magnesio. Comprar magnesio con descuento.

Recomendamos consultar siempre al obstetra o matrona. Mejor que nadie sabrá indicarte lo que tu cuerpo necesita.

¡Descuento de Bienvenida! Nos gustaría ofrecerte un Descuento para que pruebes nuestros productos. Aplica el Cupón: BIENVENIDA al realizar el pedido.

Consulta nuestros productos de Magnesio: Comprar Magnesio Natural

¿Tienes alguna duda o comentario sobre el magnesio natural? ¡Contáctanos!

^

¡Síguenos en redes sociales!

FACEBOOK
GOOGLE
TWITTER
INSTAGRAM
× ¿Hablamos?